El embalse de La Serena es el embalse de mas reciente creación de todos los que frecuentamos para la pesca. Su presa se levanta sobre el río Zújar, convirtiéndolo en la mayor lámina de agua de toda España. En sus aguas podemos obtener los Lucios de mayor tamaño de la zona. Quedándo en un segundo plano la pesca del Black-Bass.
El embalse de Orellana, construido sobre el río Guadiana es uno de los más emblemáticos y completos en cuanto a la pesca se refiere. Conocido entre los pescadores como el pantano del millón de Lucios debido a la gran cantidad de capturas que se pueden realizar a lo largo de una jornada. En cuanto al Black-Bass, se trata de un embalse que tampoco defrauda.
El embalse de García Sola, también conocido como "Puerto Peña", situado sobre el río Guadiana está considerado una referencia en cuanto a la pesca del Black-Bass. En cuanto al Lucio, es un embalse que también alberga capturas de importancia a lo largo de todo el año.
El embalse del Zújar, como su nombre indica, está construido sobre las aguas del río Zújar y por debajo de la presa de La Serena. Se trata del embalse de menor tamaño de los cuatro en los que pescamos. Caracterizado principalmente por la pesca del Black-Bass aunque también es común encontrar capturas de Lucio.

Especies de Pesca

Originario de norteamérica se introdujo en la península en 1955, actualmente se encuentra en todos nuestros embalses. En invierno se sumerje a zonas más profundas, entrando casi en estado de inactividad. Cuando se acerca la época de pre-freza su actividad es más acusada y empieza a acercarse a la orilla. Por ello, las mejores épocas de pesca en nuestros embalses son de mayo a noviembre, los mejores ejemplares pueden alcanzar algo más de 3kg. Intentaremos siempre su pesca con señuelos artificiales.

Especie exótica introducida en la península a finales de 1940. Actualmente se encuentra en todos nuestros embalses. De carácter sedentario y muy voraz podemos pescarlo durante todo el año, aunque es en invierno la época en la que es más perseguido por los pescadores. Los mejores ejemplares alcánzan los 12 o 13 kg, aunque se habla de capturas de mayor peso. Intentaremos siempre su pesca con señuelos artificiales.